Maribel Musaja carga al hijo de Yovana Vera. Le puso de nombre Mateo, y aun cuando ya sabía que no era suyo, le tiene mucho cariño.

Maribel Musaja carga al hijo de Yovana Vera. Le puso Mateo, y aun cuando ya sabía que no era suyo, le tiene mucho cariño.

Cercado. Cientos de madres atienden y cuidan a sus hijos con algunos meses o años de nacidos en el hospital regional Honorio Delgado Espinoza, con la duda de si les ocurrió lo mismo que a Maribel Musaja y Yovana Vera.
La fiscal superior coordinadora de Arequipa, Miriam Herrera Velarde, confirmó ayer que, tras los últimos exámenes de ADN, el bebé que recibió Yovana Patricia Vera es el hijo que reclama Maribel Musaja.
Y que Maribel recibió el hijo de Yovana, el 25 de abril último, en que ambos nacieron por apenas 36 minutos de diferencia en el citado nosocomio.
Ese mismo día nacieron 12 varones. Y en algún momento que aún no es determinado por la Fiscalía, el personal asistencial del hospital realizó de forma negligente el protocolo de identificación de los neonatos, y los asignó a las madres equivocadas.
La fiscal Herrera adelantó que, tras esta confirmación, continuarán con la investigación preliminar en la vía penal por un tiempo de 120 días. Luego se formalizaría denuncia ante el Poder Judicial por el presunto delito contra el estado civil en la modalidad de alteración o supresión de la filiación de menor. “Evaluamos ampliar esta investigación por otros presuntos delitos cometidos”, señaló Herrera.

Mateo y Liam
Fue Maribel quien el último 24 de agosto denunció que el pequeño a quien llamó Mateo no era su hijo.
Las pruebas de ADN confirmaron sus dudas. En los últimos días, las madres de los otros 11 niños que nacieron el mismo día que Mateo visitaron la sede de Medicina Legal del Ministerio Público en Arequipa para dejar muestras de sangre que permitan la aplicación de la prueba de paternidad.
La semana anterior, sonriente pero nerviosa, también se presentó Yovana Vera. “Sí es mi hijo, se parece a nosotros”, les respondió a un grupo de periodistas que la esperaban en la puerta.

Yovana Vera ya sabe que el pequeño Liam, que siempre carga en su espalda, no es su hijo y deberá devolverlo.

Yovana Vera ya sabe que el pequeño Liam, que siempre carga en su espalda, no es su hijo.

 

“Yo me siento tranquila y relajada, estuve 4 días en el hospital”, afirmó.
Al igual que Maribel, Yovana alumbró a su hijo por cesárea. Le puso el nombre de Liam, y se lo llevó tras 4 días de estar internada. Maribel estuvo 3 días. Pero Liam es hijo de Maribel, y Mateo es hijo de Yovana.

Pide disculpas
Tras conocer la confirmación de la prueba científica, el gerente regional de Salud, Gustavo Rondón Fudinaga, dijo que continuarán con las indagaciones e investigaciones a nivel administrativo para identificar al responsable o responsables de este error. El plazo de 30 días para este proceso vencerá la siguiente semana, y el personal que se equivocó puede ser hasta destituido del cargo.
“Por estos trances que pasan ambas madres, yo pido disculpas”, dijo Rondón, y adelantó que serán más estrictos en los procesos de identificación de los neonatos en todos los hospitales públicos de Arequipa.
Rondón no pudo descartar que antes se cometieran similares errores, pero adelantó que a partir de la fecha, tomarán otras acciones para evitar que se produzca otra situación como esta.

Maribel y Yovana
Ambas madres se reunieron ayer e interactuaron por unos minutos con sus propios hijos, ante representantes del Ministerio Público. Se conocieron y conversaron sobre el tema.
Muchos creían que ayer se produciría el intercambio de bebés, pero el tema es mucho más complicado.
Desde la Fiscalía, en la vía penal se buscará sancionar al responsable del delito, y en la vía de familia recién se iniciarán los trámites correspondientes para que ambas madres reciban pronto el bebé que les pertenece.
En el Poder Judicial confirmaron que una de ellas o ambas deberán iniciar un juicio solicitando la impugnación de la paternidad y filiación.
En esta etapa judicial, el juez a cargo del proceso dispondrá la nulidad de ambas inscripciones en el RENIEC para luego proceder a registrarlos con sus reales apellidos paternos y maternos, con sus respectivas partidas de nacimiento.
Por la carga procesal y el tiempo que dura este juicio (proceso de conocimiento), el juez se tomaría hasta 2 años para solucionar este problema.
Aunque apenas inicie el proceso, Maribel o Yovana podrían solicitar una medida cautelar y así recibir a sus bebés en menos de 3 meses.

¿Son sus hijos?
No hay en todo el Perú un hecho similar. Nunca se produjo semejante negligencia y, por eso, ni jueces ni fiscales tienen claro cuál será el mejor procedimiento. No obstante, la Fiscalía de Familia dispuso ayer que Maribel y Yovana reciban ayuda psicológica y social de la Unidad de Asistencia de Víctimas y Testigos.
Pero seguramente muchas madres arequipeñas, que cargan y cuidan en estos momentos a niños que crían como suyos, dudarán si en el hospital regional realmente les entregaron a sus verdaderos hijos.

 

Texto: Christian D. García
cgarcia@editoramultimedios.pe

Yura

Edición digita

Canal Universal