Puno. Un transportista de la línea 50, identificado como Néstor Mamani Vargas, indicó que ayer cerca del mediodía en Jayllihuaya, cuando refrigeraba, fue agredido por un transportista de la línea 60. “Un señor me invita a conversar afuera, el varón sorpresivamente me da un cabezazo y puñetes. No tuve tiempo de reaccionar.
No es la primera que estos transportistas de la línea 60 hacen este tipo de agresiones. El agresor trabajaría en la combi de placa X4D 963. El público se queja y dice que nosotros aumentemos más unidades porque los de la 60 varias veces no recogen a los escolares. Hay gente de Yanamayo que también se viene quejando”.

fleming

Edición digita

Publicidad