Los vecinos del distrito de San Sebastián, en Cusco, han quedado devastados por lo ocurrido esta madrugada en su iglesia a causa de un corto circuito.

Desde la 1:30 a.m., los feligreses ayudaron a controlar las llamas y salvar las reliquias y pinturas.

También lamentaron enormemente la perdida de gran parte del patrimonio material de la iglesia que había sido restaurada hace cuatro años. “La escuela (artística) cusqueña se está perdiendo”, lamentó una vecina que no pudo contener las lágrimas.

Edición digita

Canal Universal