En extrañas circunstancias fue hallado muerto un joven universitario colgado de cables dentro del baño de la casa de sus padres. El terrible hallazgo lo hizo su papá José el último jueves en la tarde cuando ingresó a su vivienda ubicada en la prolongación Leoncio Prado. La policía cree que el joven se suicidó tras ser estafado con el “cuento de las pepitas de oro”.

Según cuenta la familia, Henry Flores Garnica (20) estudiaba Ingeniería Topográfica en la UNA – Puno e Ingeniería Civil en otra particular, vendía en ocasiones juguetes en la cachina.

“Dice que mi sobrino sacó dos bolsas de peluches para vender, y que probablemente se topó con estafadores quienes le habrían propuesto venderle medio kilo de oro. Henry fue a la casa y pensando que sería buen negocio, sacó 7 mil soles de los ahorros de sus padres, su laptop y celular cuyo monto sería 10 mil soles. Tras la compra mi sobrino fue a una mesa donde penosamente descubrió que solo eran piedras”, contó un familiar entre lágrimas.

Otro de los deudos dijo que fue el padre del joven quien encontró el cuerpo de su único hijo colgado de unos cables dentro del baño.
“Su papá lo cargó rápido y parece que tenía pulso, por eso lo llevaron rápido al hospital pero ya había llegado muerto. Henry dejó una carta que la policía investiga si es o no su letra”, culminó el deudo.

Los detectives de la Sección Delitos de la Comisaría Puno y los peritos de la Oficina de Criminalística de la PNP, acudieron a la vivienda para realizar las investigaciones.

La policía presume que el joven tras ser estafado, decidió suicidarse con cables en el baño y que dejó una carta de tres hojas donde pediría perdón por la fatal decisión que tomaría.

En tanto, los deudos descartan que Henry Flores se haya quitado la vida. Ellos sostienen que los estafadores lo mataron luego de atarlo de manos con unos cables.

fleming
inmobiliaria

Edición digita

Publicidad