¡Lamentable! El adolescente Leopoldo N.A. (17) sufrió graves quemaduras en rostro, manos y piernas de su cuerpo luego de que intentara apagar el fuego originado por un rayo para únicamente salvar al ganado que pastaba.

El hecho se registró ayer en la tarde en el sector Laya, del centro poblado de Viluyo del distrito de Laraqueri. Según los serenos, el alcalde de Viluyo hizo el llamado de emergencia al promediar las 15:40 horas. Los agentes de la División de Serenazgo al mando del especialista en seguridad ciudadana, Ramón Ramos Guerra, no dudaron en acudir en auxilio del menor y se enrumbaron valientemente al sector. Un viaje de casi una hora les tomó para llegar a la vivienda donde se encontraba la víctima. El menor yacía sentado en su cama gritando de dolor. Los serenos ingresaron a la vivienda con una camilla y cuidadosamente cargaron a la víctima y la llevaron al hospital de Puno.

El menor ayer en la tarde pastaba sus ovejas y alpacas en un pastizal ubicado a casi dos kilómetros de su casa. Las horas pasaron y el cielo fue cubierto por nubes negras y los rayos empezaron a caer en los campos originando  fuego en el pastizal donde el adolescente pastaba. El menor al parecer empleó su casaca tratando de apagar las llamas que ya habían asustado al ganado.

El viento habría cambiado de dirección y el fuego rodeó y alcanzó a Leopoldo. Lucía, la progenitora del adolescente, se percató del hecho y acudió en ayuda de su hijo. Ella logró sacarlo de entre las llamas de fuego y lo llevó a casa donde intentó curar de sus heridas.

Edición digita

Canal Universal