La Comisión de Constitución del Congreso aprobó este martes modificar el Reglamento de este poder del Estado a fin de establecer restricciones para el ejercicio de la labor parlamentaria de aquellos legisladores que renuncien, sean separados o expulsados de sus bancadas (Ley contra el Transfuguismo).

Las modificaciones a los artículos 22 y 37 del referido cuerpo normativo establecen que los congresistas renunciantes o expulsados no podrán formar un nuevo grupo parlamentario, ni adherirse a otro. Solo podrán hacerlo en el caso de que las alianzas políticas que sus partidos formaron para llegar al Congreso se disuelvan. Si esa fuera la coyuntura, estos legisladores sí podrán formar un nuevo grupo parlamentario.

 

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral