Francia acaba de aprobar una ley por la cual todos los platos, vasos y cubiertos de plástico serán prohibidos a partir del año 2020, y aquellos productos destinados a sustituir a los actuales deberán estar fabricados de materiales de origen biológico que puedan ser compostados, es decir, que se puedan convertir nuevamente en materia orgánica.

Pero la prohibición que el país ha aprobado no es la primera de este tipo que han llevado a cabo, ya que este mismo mes de julio también se prohibió el uso de bolsas de plástico en comercios, convirtiéndose en parte del proyecto de Transición Energética para la Ley de Crecimiento Verde.

Con esta nueva ley Francia podría poner fin a su dependencia en productos plásticos desechables, algo que acabaría con las grandes cantidades de residuos. Ciento cincuenta vasos desechables son desechados cada segundo en el país, 4.730 millones al año, de acuerdo con la Asociación Francesa de Salud y Medio Ambiente (ASEF).

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap