Corire. Niña heroína. La menor Evelyn Ramírez Choquecota, de tan solo 5 años de edad, salvó de morir a su hermanito Ángel de dos años, tras incendiarse su humilde vivienda, que en contados minutos se convirtió en cenizas.
El siniestro ocurrió el domingo 18 al promediar el mediodía en el lote 9 de la manzana K del anexo de Uraca, en el distrito de Corire, Castilla.
A esa hora, su madre, Josefina Choquecota Cano, salió a la tienda a comprar alimentos para preparar el almuerzo, dejando a los niños solos en casa, sin presagiar el siniestro.
Ángel estaba durmiendo en la cama; Evelyn veía la televisión pero, de pronto, empezó el incendio, al parecer, desatado por un cortocircuito.
La niña, al ver las llamas, presintió el peligro y despertó a su hermano menor; lo cogió de la mano y lo sacó a rastras de la casucha hecha de esteras, carrizo y plástico. En contados minutos, el fuego devoró todo lo que había en su interior. Solo quedaron en pie algunos palos y una puerta de calamina
REQUIEREN AYUDA
Tras el llanto de los menores, rápidamente salieron los vecinos quienes provistos de baldes y mangueras intentaron aplacar el siniestro pero las lenguas de fuego no cesaban y se hacían cada vez más grandes. Nada se pudo hacer por salvar los enseres que habían al interior de la rústica morada.
La madre de los menores, Josefina Choquecota Cano, con lágrimas en los ojos no podía creer lo que sucedió.
Se quedó con la ropa del cuerpo al igual que sus menores hijos. Hizo un llamado a los corireños para que puedan brindarle ayuda y darle abrigo y techo a sus menores hijos.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap