El último lunes, en el distrito de Gregorio Albarracín de la región de Tacna, se hizo un horrendo hallazgo, en donde el cadáver de un menor de edad de sexo masculino yacía abandonado en el sector.

Luego que personal policial y el Ministerio Público realizaran el levantamiento del cadáver, y tras la necropsia de ley, el cuerpo  del menor presentaba 16 puñaladas y habría muerto desangrado.

El cadáver fue reconocido por sus propios familiares, dos días después del hallazgo, quien fue identificado como Edson Armando Mamani Churacapia, de 15 años de edad, natural del centro poblado de Alto Ayrihuas, en el distrito de Zepita, provincia de Chucuito – Juli, región Puno.

El menor cursaba sus estudios secundarios en la nocturna de la Institución Educativa Mariscal Cáceres del distrito de Ciudad Nueva – Tacna.

El cuerpo del menor en la víspera llegó a la ciudad de Zepita, para luego ser trasladarlo al centro poblado de Alto Ayrihuas para darle cristiana sepultura.

El dolor embargó a los pobladores del distrito de Zepita, quienes se mostraron acongojados por la forma de cómo murió el joven estudiante.

Sin Fronteras trató de comunicarse con las autoridades del distrito de Zepita, quienes desconocían el suceso, pero se mostraron acongojados por la pérdida, destacando que muchos jóvenes emigran a las ciudades de Puno o Tacna para seguir sus estudios.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral