Aplao. Un varón que tiene dos hijos en diferentes mujeres y que se resistía a pasarles pensión, fue enviado al penal de Pucchún por no cumplir con su deber como padre. No saldrá de prisión mientras no pague los 26 mil soles que les debe a sus propios hijos.
Helbert Luis Lazo Mendoza, (29), apodado en el valle de Majes como “El Chimbombo”, mantuvo relaciones maritales con Marina Inga Puma. Producto de este amor nació su primer hijo.
Lazo rompió este hogar y decidió hacer una nueva familia con Carmen Huamaní Vera, con quien también procreó otro vástago.
Se deshizo de ambas relaciones y se olvidó de que sus hijos se alimentaban, vestían e iban a la escuela.
Ante esta situación, Marina Inga Puma decidió seguirle un juicio por alimentos, que fue consentido en el proceso 031-2013 que obra en el Módulo Básico de Justicia de Aplao.
Por el incumplimiento a su deber como padre, la titular del Juzgado Unipersonal Penal del Módulo Básico de Aplao, María Luisa Piokmann Adriazola, revocó la condena suspendida impuesta al ciudadano en septiembre del 2015 por no pagar adeudos por pensiones alimenticias y dispuso enviarlo al penal de Pucchún, en Camaná, por dos años y medio.
A esta condena se le suma dos procesos por el mismo delito en agravio de su menor concebido con María del Carmen Huamaní Vera, cuyas audiencias se realizarán en la sala ubicada dentro del penal de Pucchún.

Texto: José Martínez Pinto
jmartinez@editoramultimedios.pe

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral