Cegado por los celos, Fabio Ortiz Alarcón (18), no dudó en asestarle 11 puñaladas en el pecho a su compañero de aula con el que estudiaba Psicología en una universidad particular. Harlam Neyra Vitulas (28),  como dicen los deudos, era médico y apoyaba como tal en el hospital Manco Cápac, y que venía estudiando Psicología. El occiso, quien habría dejado un hijo en orfandad, el último miércoles en la tarde salió de su casa ubicada en el centro de la ciudad para reunirse con sus compañeros de aula y, al parecer, celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Sus compañeros fueron identificados como Wilmer Gordillo Ticona, Luis Lucana Marrón, Kasandra Estrada García y Fabio Ortiz. Estos últimos sería enamorados. Horas después y en aparente estado de ebriedad, los jóvenes decidieron continuar la celebración en casa de uno de ellos ubicada en el sector Las Torres.

Los estudiantes habrían contado a la policía que tomaron  un taxi y al bajar cerca de un Grifo en Las Torres, Harlam se adelantó y que luego lo observaron peleando con dos sujetos los mismos que inmediatamente  huyeron a bordo de una motocicleta roja. “Intentamos auxiliarlo, le dimos respiración boca a boca; aún parecía tener vida”, dijeron sus compañeros.

Un patrullero de la Unidad de Emergencias (Depuneme) apareció por la zona y fue alertado del hecho por lo que acudieron y trasladaron al herido al hospital donde lamentablemente llegó cadáver.

Los detectives del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) llegaron al nosocomio para realizar las primeras investigaciones. La policía tuvo sospechas en vista de que algunos testigos de la zona habrían referido que aquella noche el grupo empezó a pelear entre sí y que en ningún momento divisaron alguna moto lineal.

Ayer por la mañana los efectivos de Radio Patrulla lograron la ubicación del arma blanca con que Harlam fue atacado. La navaja fue hallada enterrada a la mitad entre la tierra y pasto seco.

La Depincri llegó y con peritos de Criminalística recogieron el arma al parecer abandonada por los asesinos.

En horas de la tarde, los compañeros de Harlam fueron citados para el interrogatorio policial de la Depincri, donde Fabio Ortiz confesó haber asesinado a su compañero por motivo de celos. y

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap