Zepita. Ayer, Sin fronteras llegó hasta el centro poblado de Alto Huancani, ubicado a unos 10 kilómetros de la ciudad de Zepita, provincia de Chucuito – Juli, en donde se encontró a los familiares aún acongojados por la forma de cómo perdió la vida el menor de la familia Mamani Churacapia (Edson Armando Mamani Churacapia) .
Francisco Mamani Churacapia, padre del adolescente asesinado, con lágrimas en los ojos contó que, “el lunes por la noche, mediante una llamada que me hizo mi hijo (Ángel) de Tacna, me contó que su hermano fue asesinado, nosotros nos hemos alistado y llegamos a Tacna el martes, pero la morgue ya estaba cerrada y no nos dejaron entrar; en donde recién el miércoles, hemos identificado el cadáver de mi hijo”, dijo.
“Estimado amigo periodista, el dolor es bien grande… queremos que las autoridades del Ministerio de Justicia, fiscales, Policía Nacional, haga una investigación profunda; porque lo que han hecho con mi hijo, no tiene nombre… y parece que las autoridades del Ministerio Público, no se interesan… no hay justicia para los pobres”, argumentó sollozando.
Por su parte, Ángel Mamani Churacapia, hermano de la víctima, dijo que, “mi hermanito vivía y trabajaba con nosotros, es un dolor profundo que tenemos; no pensamos que el asesinado era nuestro hermano, hemos visto el corte en su cuello y como estaba bañado en sangre; pero la Fiscalía no está realizando las investigaciones; pareciera que no les interesa el caso”.
Asimismo, reveló que el velatorio se realizó en Tacna y llegaron sus amigos, quienes confirmaron que el menor estaba amenazado de muerte. “Unos compañeros, (del Colegio Mariscal Cáceres), que son fumadores, drogadictos, lo obligaban a fumar y comprar (estupefacientes) a Edson y si no compraba, lo iban a matar. Pedimos justicia”, puntualizó.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap