Un grupo de arqueólogos norteamericanos, descubrieron geoglifos cerca de Quilcapampa (Santa Isabel de Siguas), en Arequipa. De acuerdo con la publicación en la revista Live Sciencie, los especialistas utilizaron imágenes de satélites y drones para ‘mapear’ el hallazgo.

Algunos de los diseños con simples, de un solo anillo, pero otros muestran mayor complejidad. El más destacado de estos es uno que tienen hasta 6 círculos dibujados con un patrón irregular, los cuales forman una especie de remolino o espiral.  El tamaño de los geoglifos varía considerablemente entre sí. Los más pequeños tienen entre dos y cuatro metros de diámetro, mientras que los más grandes llegan hasta los 800 metros.

Estos nuevos geoglifos habrían tenido un significado simbólico: representarían el flujo de gente y bienes que pasaban en la ciudad en esa época, que se calcula en el periodo conocido como Intermedio Tardío (1050-1400). En esa época, Quilcapampa tenía un asentamiento de 70 hectáreas cuya principal actividad era el comercio. “Había mucha interacción entre la costa y la sierra”, explica el arqueólogo, que trabaja como curador en el Royal Museum de Ontario (Canadá) y que agregó que los círculos dibujados podrían simbolizar, precisamente, la circulación de personas y productos.

Yura

Edición digita