En la audiencia pública realizada ayer, al promediar las 8:00 de la mañana, en la Corte Superior de Justicia de Puno, el sindicado como el presunto asesino del médico Harlam Neyra de (28), fue enviado a la cárcel por 6 meses, en calidad de prisión preventiva.

Mientras la defensa del imputado y la parte agraviada abren un debate sobre la sentencia del presunto homicida.

El  juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la provincia de Puno, ratificó el pedido del Ministerio Público, al aceptar los 6 meses de prisión preventiva para Fabio Ortiz Alarcón (18), quien es imputado como el responsable del asesinato de Harlam Neyra Vitulas (28).

En dicha audiencia, no se presentó el abogado de la parte imputada, sin embargo se dio inicio a un dilema por la sentencia de quién sería el homicida de Neyra Vitulas, ya que la Fiscalía y abogado de la parte agraviada, exigen el cambio de tipificación del delito, de homicidio simple a culposo, que recaería en una sentencia entre 9 a 20 años de prisión efectiva.

ARMA HOMICIDA

En el argumento del magistrado del Poder Judicial, se considera las declaraciones a la Policía Nacional del Perú, realizada a Wilmer Gordillo Ticona, Luis Lucana Marrón y Kasandra Estrada García, quienes afirmaron que Ortiz Alarcón amedrentó a sus compañeros con un cuchillo, mientras se encontraban bebiendo “té piteado” por el centro de la ciudad, horas antes del asesinato.

Hasta que decidieron ir a dejar a una de sus amigas porque vivía en el barrio San Antonio, luego fueron a continuar la noche de “juerga” a las Torres San Carlos.

Según las manifestaciones de los tres testigos, ellos afirmaron que vieron a Neyra Vitulas, peleando, y que se apersonaron al lugar. Posteriormente llegaron los efectivos de la PNP, quienes encontraron un cuchillo plantado a pocos metros, el mismo que habría sido reconocido como el  que Neyra Vizcarra habría utilizado para amedrentar a sus amigos horas antes de que se cometiera el homicidio.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral