Cercado. Que el gol triunfal sea en el último minuto, ante un equipo que ensució todo el partido, y anotado por el ídolo de la afición, simplemente no tiene precio. Parece que todo hubiera sido planeado, pero no. Melgar sufrió sobremanera para ganarle a un Bocana que se dedicó a todo, menos a jugar. Pero, gracias a la viveza de Ysrael Zúñiga, se terminó yendo sin nada de la Ciudad Blanca.
Primera parte
Valgan verdades, los 45’ iniciales tuvieron pocas emociones. Como en todo el partido, el ‘Dominó’ tenía la posesión pero adolecía de oportunidades claras. Mucho afectó el hecho de que hubo dos jugadores en cancha que hace muy poco están comenzando sus carreras deportivas. Héctor Bravo y Ángelo Álvarez son los chicos que están destinados a sumar quinientos minutos en la bolsa y no desentonaron, pero se vieron absorbidos, en ocasiones, por la experiencia de los defensores rivales.
Complemento
Al igual que ante Garcilaso, Alexander Sánchez ingresó en la segunda parte y esta vez acompañado de Hernán Hinostroza, quienes reemplazaron a los dos juveniles. Con esto, la banda derecha se convirtió en la principal vía del ataque rojinegro que, a pesar de ser constante, no contaba con un Manuel Heredia que se encargaba de atajar cualquier intento mistiano. Hasta que, en la última jugada del encuentro, Ysrael “Cachete” Zúñiga, que había entrado media hora antes (por Acasiete), aprovechó un rebote dejado por la defensa sechurana en el área y se lanzó a la bola para que esta termine en la red. Gol de Melgar y final del partido.
Con este tanto, Ysrael alcanza su tercer gol desde que volvió de una lesión, mientras que el equipo ‘dominó’ se afianza en el tercer lugar a solo dos puntos de Universitario. El miércoles visitan a Juan Aurich con la motivación de tener cuatro triunfos al hilo y ponerse cada vez más cerca de las semifinales.

Texto: Fabricio Revoredo Carty
frevoredo@editoramultimedios.pe

Edición digita

Canal Universal