Puno. ¡Increíble! El pánico se apoderó de los vecinos del barrio Mañazo luego de que la combi de placa Z3Z – 492, se despistara y cayera a un barranco de casi 15 metros quedando en un pequeño riachuelo. Afortunadamente no se registraron heridos solo daños materiales. El accidente se registró el último martes en la noche en la avenida Circunvalación Sur a la altura del complejo deportivo Mañazo.
Un equipo de serenos fue el primero en llegar a la zona del accidente. Luego los bomberos empleando linternas, descendieron y revisaron si alguien se encontraba herido dentro de la combi. Los hombres de rojo anotaron que no había nadie en el vehículo.
Agentes de Radio Patrulla llegaron para realizar las primeras diligencias.
Algunos testigos indicaron que la combi retrocedía por la avenida y que repentinamente cayó al abismo. Al parecer el piloto perdió el control de la combi. Minutos después este habría salido y huido de la zona del desastre.
Una moradora también indicó que el carro estaba estacionado en una calle cercana y que unos hampones se llevaron la combi provocando luego el accidente.
Esta versión concordaría con la del encargado del vehículo, Roberto Gallegos Barreras, quien dijo a la policía que aquella noche dejó estacionado el vehículo para cenar y que de pronto escuchó un sonido.
El responsable del carro salió para ver qué había pasado y observó que la combi que caía al barranco.
Varios vecinos concordaron en una cosa, que esta es la segunda vez que un vehículo se despista y cae al abismo del puente.
El saber cómo sacarían la combi parecía una labor casi imposible para muchos debido a la altura desde donde cayó la unidad vehicular.
Ayer por la tarde, recién el vehículo pudo ser sacado del barranco. Para este trabajo emplearon una maquinaria pesada y retiraron la combi con mucho cuidado.
El caso del accidente fue puesto a disposición de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT).

Edición digita

Canal Universal