El presidente del Directorio de Sedapar, Hugo Aguilar, solicitó al Concejo Municipal de Arequipa,  la declaratoria de emergencia del agua potable de la cuenca Quilca – Chili por seis meses para uso poblacional ante la escasez del recurso hídrico.

Los regidores, aprobaron la solicitud por unanimidad, refiriendo el alcalde provincial, Alfredo Zegarra que se deben tomarse las acciones necesarias para evitar que eso suceda.

Se informó que la empresa tiene una licencia de uso de agua de mil 960 litros por segundo, pero hoy en día la demanda es de 2 millones 315.21 y por lo tanto hay un déficit de 355 mil 21 litros por segundo que no puede ser cubierto.

Durante el periodo de emergencia se impulsará una campaña de educación sanitaria para evitar la pérdida de agua y continuar con renovación de las redes en la ciudad.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral