El premio Nobel de la Paz de 1994 falleció dos semanas después de sufrir un derrame cerebral. Shimon Peres, un luchador por la paz en Oriente Medio que jugó un papel trascendental en la política israelí durante casi setenta años, fue recordado por líderes mundiales y elogiado por su compromiso incansable.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo: “Una luz se apagó”.

“Hay pocas personas con las que compartimos este mundo que cambian el curso de la historia humana, no sólo a través de su rol en los acontecimientos humanos, sino porque expanden nuestra imaginación moral y nos obligan a esperar más de nosotros mismos. Mi amigo Shimon era una de esas personas”, dijo Obama en un comunicado, consigna Reuters.

A pesar de muchas décadas de rivalidad con Shimon Peres, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un derechista que derrotó al entonces líder del Partido Laborista en la elección de 1996, lo elogió como un partidario leal de las ideas de centroizquierda.

“Hubo muchas cosas en las que estábamos de acuerdo, y éstas crecieron a medida que pasaron los años. Pero teníamos desacuerdos, una parte natural de la vida democrática”, dijo Netanyahu después de realizar un minuto de silencio en una reunión de gabinete convenida especialmente por el duelo.

fleming

Edición digita

Publicidad