Puno. ¡Alarmante! A raíz de las frecuentes quejas de los vecinos de distintos barrios por la presencia de cantinas ilegales que funcionan las 24 horas, ayer en la mañana el personal de Serenazgo de la Municipalidad Provincial de Puno, intervino varios huariques los cuales atienden a puerta cerrada.

El primer barrio patrullado fue Las Cruces, donde varios jóvenes en el parque del mismo nombre ingerían bebidas alcohólicas, otros alarmados por la presencia de los agentes salían raudamente de los locales.

Uno de los vecinos, quien no quiso identificarse por miedo a represalias, informó que desde hace años los moradores de la zona tienen que lidiar a diario con personas de mal vivir. “A diario están sentados en el parque, siempre ingiriendo bebidas alcohólicas. En esta zona existen tres cantinas que día y noche venden alcohol, las que están ubicadas en el jirón Las Cruces”, dijo, al tiempo de solicitar la presencia del personal policial y un patrullaje frecuente.

Otro zona inspeccionada fue la urbanización 27 de Junio, del centro poblado de Alto Puno, de igual forma el barrio 2 de Mayo a la altura de la avenida Circunvalación. Donde también se constató presencia de parroquianos, fue en el interior (patio) de un huarique ubicado en la avenida Bolognesi del barrio Mañazo, colindante con Villa Paxa.

“Estamos hartos de la presencia de estas personas, a diario transitan por el barrio, convirtiendo el barrio en una zona peligrosa”, dijo uno de los vecinos.

Finalmente, exhortó sancionar y cerrar dichas cantinas informales.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap