Estados Unidos.- Tras las violentas protestas de la semana pasada en la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, una niña pronunció un emotivo discurso sobre los casos de racismo que sacuden a Estados Unidos.

“Es una pena que nuestros padres y madres mueran y no podamos verlos nunca más. Es una pena que tengamos que ir a un cementerio y enterrarlos. Y lloramos. No debemos llorar. Necesitamos que nuestros padres y madres estén a nuestro lado”, expresó entre lágrimas la pequeña Zianna Oliphant, durante una sesión abierta en la Municipalidad de esa ciudad, junto a decenas de personas.

“He nacido y crecido en Charlotte. Y nunca me he sentido de esta manera hasta ahora y no puedo soportar la forma cómo nos tratan. Somos personas afroamericanas y no deberíamos tener que sentirnos así. Tenemos que protestar porque ustedes nos están tratando mal. Hacemos esto porque lo necesitamos y tenemos derechos”.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui