Yura. Nacer con la discapacidad de no poder oír ni hablar no ha sido limitación para que Juan Carlos Sisa Vargas (26) desarrolle la habilidad de elaborar buses de cartón y papel.
Aparentemente es un trabajo sencillo. Pero para este joven es diferente. Nadie le enseñó. Y no necesita tener un modelo del trabajo que elaborará, basta con mirar una sola vez la imagen.
Su madre, Agripina Sisa, recuerda que esta habilidad apareció a los 17 años, cuando su hijo viajó a Cusco. Ella notó que observaba detenidamente todos los detalles del ómnibus durante el viaje, pero no sabía el motivo; pensó que tal vez sería porque era su primer viaje.
Comenta que al retornar a su casa, le pidió cartón, papel, tijeras y goma. Así, luego de 4 semanas, la sorprendió con su primer trabajo: un pequeño bus, igual al de la empresa en que viajaron. A partir de allí, sigue haciendo estos diseños.
Agripina comenta que el joven artista sueña con tener su taller para poder hacer sus trabajos de madera y metal. Pero ella se ve limitada por su situación económica.
Esta madre vive sola y es el único sustento de la casa. No tiene un trabajo fijo ya que no puede descuidar a su hijo, y solo realiza trabajos de lavado de ropa a domicilio; estos pocos ingresos solo sirven para alimentarse.
NO TUVO ENSEÑANZA
La vida no fue fácil para Agripina. Antes del nacimiento de Juan Carlos, su pareja abandonó el hogar. Desde ese día, ella tuvo que ver sola por su hijo.
Siempre quiso que pueda estudiar, por ello lo matriculó en un colegio “especial” de Cerro Colorado. Pero, durante 10 años, no le enseñaron a comunicarse con señas, lo cual es una limitación para el joven.
“Yo le hablo con unas señas que él entiende, pero creo que no es suficiente. Eso me pone triste porque yo tampoco sé leer ni escribir, y no quería que a él le pase lo mismo”, comentó.
VAN AL OMAPED
Este año están asistiendo a la Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad (OMAPED) de Yura, y esta semana participarán en una feria.
Agripina hizo el llamado a las autoridades para que apoyen a las personas con discapacidad, quienes tienen una serie de habilidades. “Deben haber espacios para sus actividades”, remarcó.

 

Texto: Carmen Meza Tiga
cmeza@editoramultimedios.pe

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui