Huancarqui. Una jauría de al menos 30 perros mató hace 5 días a un ternero de la chacra de don Alipio Dávila, vecino de Huancarqui. Con este ya son 12 terneros devorados por la jauría. Otro ternero quedó malherido.
El tropel canino se ha adueñado de una parte del cementerio de Huancarqui, en un sector que se ha convertido en un basural. Allí se alimentan de desperdicios, y por las noches bajan a los terrenos de cultivo e ingresan a los fundos agrícolas, corrales y viviendas.
Se ha registrado también desapariciones de cerdos, conejos, gallinas y otras aves de corral, y temen que sean portadores de rabia.

PIDEN SU ELIMINACIÓN
El pueblo de Huancarqui se encuentra temeroso que la jauría pueda atacar a cualquier niño, e incluso a los adultos. Ya han hecho de conocimiento de su ataque a los animales vacunos, porcinos y aves de corral, pero sus autoridades no les han prestado atención.
Ante esta situación, don Alipio Dávila y 130 pobladores más elevaron un memorial dirigido al alcalde Jony Cárdenas Urquizo, al juez de paz, subprefecto distrital, jefe de la microred de salud de Huancarqui y al jefe del puesto de auxilio rápido policial.
En el documento, exigen la eliminación de la jauría, que crece exponencialmente, y los hacen responsables del ataque que pudieran perpetrar estos canes sin dueño a la población de este distrito de la provincia de Castilla.

 

Texto: José Martínez Pinto
jmartinez@editoramultimedios.pe

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui