¡Otro escándalo! Dos ingenieros provenientes de Huamanga, región Ayacucho, denunciaron haber sido asaltados por policías en actividad. El atraco se produjo el viernes en horas de la mañana, en el hospedaje K’apullani, ubicado en la avenida Costanera 114, a dos cuadras del puerto de la Bahía de Puno.

Eran aproximadamente las 08:30 horas, cuando dos uniformados a bordo de motocicletas de la Unidad Los Halcones interceptaron a Rómulo R. R. (27), cuando ingresaba al hotel luego de tomar desayuno. De manera violenta, le hicieron el registro personal y fingieron el llamado a un fiscal; este, vestido de civil, con uno de los dos custodios, suben a efectuar el allanamiento y revisar sus pertenencias, mientras que otro se queda cuidando las motos.

En el cuarto se encontraba descansando Yusgo C. M. (27), quien fue reducido y tirado al piso. A Rómulo lo encierran en el baño, mientras que el que se hacía pasar como fiscal, les intimidaba porque sus documentos revelaban que eran de Huamanga.

COMIENZA EL ASALTO 

El supuesto fiscal, vestido de buzo color rojo y negro, y gorra policial color negro; evitó identificarse e incautó la llave y documentos de la camioneta color blanco, marca Toyota Hi Lux 4×4 de placa C5U-780; y les arrebataron dos celulares y 1800 soles en efectivo, tarjetas bancarias, documentos, entre otros.

“Me preguntaron dónde estaba la camioneta, pero no les respondí… me dijeron ‘haz perdido’. Luego, el que se hacía pasar como fiscal nos devolvió un celular para llamarnos, nos amenazó que nos iban a ‘sembrar’, así decía el policía”, narró Rómulo.

Yusgo dice que intentó hacerse respetar, exigiendo motivos de la intervención y además insistió en que se identifiquen. “En ese momento me empujan y me dicen groserías: ‘encima eres salsa, ya perdiste’”, cuenta el otro profesional. Los interventores se retiran con rumbo desconocido y con todas las pertenencias.

El viernes en la tarde, reciben una llamada del celular que se llevaron –al que devolvieron-, y los llevan a un agente bancario ubicado entre la calle Titicaca con Simón Bolívar. Esta vez, un policía y el falso fiscal vestidos de civil, llevan a Yusgo a que retire el dinero. “Como yo no tenía plata, el policía pagó al señor de la agencia, 20 céntimos (de sol) para ver el saldo, pensó que tenían mucha plata. Solo sacamos 100 soles”, añadió.

Pese a que no se lo dijeron, los sujetos ubicaron la camioneta el sábado al mediodía, en una cochera contigua al hospedaje, donde se almacena ladrillos; y la retiraron, sorprendiendo a un niño que cuidaba los carros. El menor nos confesó que le dieron 20 soles y se llevaron la camioneta.

INACCIÓN POLICIAL

Los jóvenes profesionales acudieron a la delegación policial Ricardo Palma, para denunciar los hechos y el robo de la camioneta. Ellos dicen que no les prestaron atención. “Nos decían: ‘a mí no me compete, le toca a Deprove’; después en Deprove nos dicen que debemos ir a la Policía Anticorrupción, allí no nos abrían la puerta, nos cansaron. Volvimos a la comisaría (Ricardo Palma) y nos dicen que la camioneta apareció”, sostuvo Rómulo.

El carro fue abandonado en la primera cuadra del jirón Belisario Suárez, en la zona baja de la ciudad de Puno. Los denunciantes señalan que en el interior había equipos topográficos valuados en unos 12 mil dólares. “Todos ellos los desaparecieron, además desmantelaron el sistema antivuelco, llantas de repuesto y otros”, asegura Yusgo.

El vehículo yace estacionado en el interior de la delegación Ricardo Palma, y según pudimos ver, no tenía sistema antivuelcos, equipos y además presentaba un choque en la parte posterior. La policía no dio razón de los hechos ni por qué la tenían inmovilizada.

Los ingenieros topógrafos arribaron a la ciudad de Puno el 29 de setiembre para participar en un Congreso Internacional. Las inscripciones se cerraban el 30 de setiembre.

RECONOCIBLES

Solicitan que las autoridades identifiquen a los malos efectivos y al falso fiscal, ya que tanto ellos como el cajero de la agencia, el hotelero y el niño de la cochera los pueden reconocer.

fleming

Edición digita

Publicidad