Como es tradicional en el mes de octubre, se incrementa el consumo de turrones sobre todo por la procesión del Señor de Los Milagros. Sin embargo; consumir un dulce de estos sin registro sanitario puede causar devastadoras consecuencias.

Los especialistas indican que los turrones deben tener necesariamente un registro sanitario y una fecha de vencimiento; de lo contrario es recomendable no consumirlo, ya que esto puede causar fundamentalmente problemas digestivos. Las personas presentan dolor abdominal y puede llegar hasta tener fiebre, diarrea, vómitos, cuadros severos de deshidratación y hasta tifoidea y hepatitis.

Lo primero que se debe verificar en un turrón es si cuenta con registro sanitario, asimismo si tiene colores muy fuertes o tienen muy bajo costo se deberá dudar de su procedencia, ya que a causa de la alta demanda muchos inescrupulosos comerciantes adulterarían recetas e incluso obviarían procesos o estándares sanitarios a fin de abaratar los precios

 

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad