Puno. La audiencia única que se llevaba a cabo ayer contra el obispo de Puno, Jorge Carrión Pavlich, por jalarle la oreja a un niño en plena misa, fue suspendida porque el juez del Primer Juzgado de Familia, Javier Caracela Borda, solicitó más pruebas del caso.
Silvia Edith Calcín Calcín, madre del menor agredido, precisó que el juez a cargo pidió la incorporación de pruebas de oficio como son un informe socioeconómico del niño y un peritaje psicológico al religioso.
Estas pruebas serán presentadas el 17 de octubre, fecha para la cual se reprogramó esta audiencia, en donde, además, se tomarán las declaraciones de Carrión Pavlich.
La audiencia se inició a las 9 a.m. y fue suspendida aproximadamente a las 10:45 a.m.
El obispo de Puno, en todo momento, evadió a la prensa que se encontraba en el lugar, esperándolo desde muy temprano.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral