Juliaca. ¡Piden y exigen justicia! Los familiares de los dos taxistas acribillados el pasado martes en la ciudad de Juliaca, imploran a las autoridades la celeridad en las investigaciones por la muerte de estos dos personajes, quienes increíblemente fueron asesinados en el interior de sus unidades móviles, ayer ambos cuerpos fueron enterrados en los cementerios calceteros.
TRABAJO
El cuerpo de José Ernesto Portugal Gonzales, fue velado en el jirón Lampa cuadra 5, sus hijos llegaron para dar el último adiós a su padre. “No podemos permitir que estas cosas sucedan, pido al asesino de mi padre que de una vez se entregue y nos pueda dar el nombre de los que mandaron matarlo”, señaló la hija Grety Portugal Mena, quien agregó que su padre era una persona que se dedicaba al 100 por ciento a su trabajo. “Una vez mi padre me dijo que solo hacía carreras por el centro de la ciudad, ya que no salía lejos de Juliaca, no entiendo qué hacía por esos lares, debe haber subido alguien que mi padre conocía”, sentenció.
El cuerpo de José Portugal fue llevado a la misa en la iglesia Santa Catalina, posteriormente fue enterrado en el cementerio central donde le dieron el último adiós.

JUSTICIA
Mientras tanto, el cuerpo de Fredy Valdivia Escobar fue velado en su vivienda del jirón Apurímac, al lugar llegaron familiares y sus colegas taxistas de la empresa “329000” quienes exigieron justicia a las autoridades; luego de la misa de cuerpo presente, el taxista fue enterrado en el cementerio de La Capilla.
“Queremos justicia, no podemos seguir laborando sabiendo que en la calle hay un asesino de los taxistas y que se encuentra suelto, la policía debe dar con el paradero de los asesinos, exigimos justicia”, señalaron los taxistas quienes siguen consternado por estos sangrientos hechos que enlutan a dos familias calceteras, la población tan solo exige que se investiguen a profundidad los hechos.

fleming

Edición digita

Publicidad