Cercado. Hace tres años que José Luis Villena Fernández (57) se hallaba prófugo de la justicia. El delincuente asaltó a mano armada una licorería, llevándose junto a sus compinches 800 soles y 8 botellas de whisky.
Villena fue incluido en la lista de los delincuentes más buscados en Arequipa y, en tiempo récord, cayó a manos de la policía, gracias a una llamada anónima.
Tras la puesta en marcha del programa de recompensas, una mujer se comunicó de manera confidencial a las 8 de la noche del martes a la línea gratuita 0800-40 007, difundiendo el paradero de Villena Fernández, quien vivía dentro de una habitación de una quinta en Paucarpata. Según refirió la informante, el requisitoriado se escondía durante el día y en las noches salía a trabajar como taxista.
ENCUBIERTOS
Cuatro policías del Departamento de Apoyo a la Justicia tuvieron que disfrazarse de obreros de Seal para iniciar un operativo a las 10 horas de ayer en la quinta ubicada en la cuarta cuadra de la calle Alfonso Ugarte de Paucarpata.
Simulando reparar una conexión eléctrica, esperaron pacientemente por casi 4 horas para que Villena salga de su habitación. Cuando salió de su cuarto a recoger agua, fue sorprendido y capturado por el delito de robo agravado.
TRASLADO DE PELÍCULA
El jefe de Apoyo a la Justicia, comandante PNP Andy Philipps, manifestó que al momento de la detención, Villena Fernández dio un nombre falso para evitar su captura. Tras ser plenamente identificado, fue llevado hasta la sede policial de Requisitorias, donde se conoció que tiene una orden de captura desde el 2 de junio de este año, por el delito de robo tras haber participado junto a una banda en el asalto a mano armada a una licorería ubicada en Chapi Chico, Miraflores, ocurrido el 2014.
Por este delito, Villena fue llevado hasta la carceleta del Poder Judicial para que hoy se realice su audiencia en la sede central de la Corte Superior. La recompensa que se dará a la mujer es de 15 mil soles.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap