Cercado. Los vecinos de Uchumayo se enfrentan a la minera Cerro Verde con mayor decisión y amenazan con un paro de 48 horas de no resolverse el problema de las constantes vibraciones que genera la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Enlozada.
“Convocaremos una asamblea popular y nos iremos a un paro de 48 horas, no pueden seguir abusando de la población”, dijo ayer el presidente del Frente de Defensa de Uchumayo, Juan Máximo Salazar Torres.

Pobladores y dirigentes rechazaron indiferencia de la minera.

Pobladores y dirigentes rechazaron indiferencia de la minera.

LOCAL DAÑADO

Las vibraciones de la estación de bombeo de la PTAR, construida por la minera a unos metros del pueblo joven Cerro Verde, ya no solo quiebran y rajan las casas, como denunció este diario desde agosto último.
El local social que construyó la propia minera, y que entregó el año pasado a la comunidad, también tiene daños estructurales.
“El local también se ha rajado por las vibraciones”, denunció la dirigente del frente, Mary Jiménez.
Se comprobó la existencia de rajaduras en columnas y paredes, que pueden ser vistas por dentro y fuera del local social.
En reciente reunión con los vecinos, voceros de la minera intentaron minimizar las rajaduras, pero el daño es evidente.

 

Las rajaduras en el local social de P.J. Cerro Verde son evidentes.

Las rajaduras en el local social de P.J. Cerro Verde son evidentes.

RECHAZAN ACTA

Además, la secretaria de defensa, Luz Marina Guerra, mostró su indignación porque -dijo- la minera los obliga a que firmen una acta de acuerdo con la condición de que luego no tengan ningún derecho a reclamo.
Es el caso de la pobladora Roxana Ortiz Infa, a quien el representante de la minera, Délfor Flores Velásquez, le habría ofrecido S/ 15 mil por los daños causados. “Él me dijo que me daría esa cantidad pero que nunca más podría quejarme; no acepté”, dijo.
Según pericia psicológica, Ortiz sufre de diversos trastornos como consecuencia de las vibraciones que quiebran su casa. “Me tuve que ir a vivir a otro lugar, porque era imposible soportar los temblores todo el día”, sostuvo. Decenas de familias padecen lo mismo.

 

 

Juan Máximo Salazar Torres.

Juan Máximo Salazar Torres.

CIVIL Y PENAL
El abogado Héctor Herrera anunció que presentarán una acción de amparo y una denuncia por el peligro común que genera la PTAR.
“Esa acta es una prueba de extorsión. Les dicen: ‘¿Quieres dinero? Entonces firma, pero te callas para siempre’, y ni siquiera les dan copias del acta. ¿Dónde está el alcalde Gílmar Luna que no defiende a sus pobladores?”, cuestionó Herrera.
15 vecinos aceptaron ínfimas sumas de dinero por el daño en sus propiedades, y firmaron el acta en presencia de una notaría limeña. Pero hay 40 vecinos que no quieren firmar.
Hasta anoche, la minera Cerro Verde no emitió ningún comunicado.

fleming

Edición digita

Publicidad