La Fiesta de Corpus Christi, que se festeja en Cusco en mayo de cada año, ha sido postulado ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) para declararlo Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El expediente de postulación fue elaborado con minuciosidad por la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) para sustentar la importancia de la festividad religiosa para la humanidad.

Fue el titular de la DDC, Vidal Pino Zambrano, quien entregó el documento al jefe de la Sección de Patrimonio Inmaterial de Unesco, Tim Curtis. Curtis visita Cusco para realizar trabajos con especialistas e investigadores sobre temas de cultura inmaterial.

El Corpus Christi en Cusco es una de las fiestas religiosas más vistosas y multitudinarias  que se celebran en la ciudad.

fleming

Edición digita

Publicidad