Cayma. A las 12:15 horas de ayer, Isabela A.C. (35), trabajadora de la constructora SESSAC, tomó el taxi de placa V2G-108, tras haber retirado 150 mil soles del banco BCP de la avenida Ejército. Se dirigía a la plaza de Cayma. Pero a la altura de la calle Los Arces, del distrito de Cayma, dos delincuentes que viajaban en una moto alcanzó el taxi y se cuadró a un costado, impidiéndole el paso.

.

De la motocicleta, rápidamente bajó el ladrón sentado detrás del piloto con una pistola en mano e ingresó al taxi por la puerta del copiloto: sacó la llave del vehículo y amenazó de muerte a Isabela A.C. para quitarle su cartera donde estaba el dinero.

.

La trabajadora forcejeó con el ladrón pero no pudo evitar el robo. El asaltó duró 4 minutos. Una vez con el botín, el delincuente subió a la moto donde lo esperaba su cómplice y huyeron a toda velocidad.

.

NADIE VIO EL ROBO
Todavía nerviosos, el chofer del taxi, Aquiles Q.Q. (63), y la agraviada llamaron a los policías del 105. Los agentes llegaron al lugar del robo y patrullaron por las zonas aledañas para buscar a los facinerosos, pero no los hallaron. El taxista dijo que no pudo escapar del atraco, mientras que Isabela A. C. contó que el dinero iba a invertirse en una obra de la urbanización Quinta Samay (Cayma).

.

Ambas víctimas pusieron la denuncia en la comisaría de Cayma. Tras el hecho, la policía de robos del Depincri y peritos de Criminalística inspeccionaron el taxi buscando huellas dactilares del ladrón que ingresó al vehículo para llevarse el dinero. También revisarán las cámaras de seguridad ubicadas entre la Av. Ejército y la calle Los Arces, zona donde ocurrió el atraco. Sin embargo, ninguno de los transeúntes del lugar dijo haber visto el robo.

.

La Policía no descarta que la banda estuvo vigilando los movimientos económicos de la constructora SESSAC para dar el golpe.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad