Ampaca nació como un proyecto para el sector agrario.

Ampaca nació como un proyecto para el sector agrario.

Uchumayo. En los años cincuenta nació la Asociación Mutualista de Pequeños Agricultores de Cayma y Anexos de Arequipa (AMPACA) con la intención de crear espacios para la actividad agrícola.
Han pasado varias décadas y esta meta no se ha concretado. Por el contrario, se generaron una serie de problemas legales que ponen en duda la propiedad de dichos terrenos.

FUERON REVERTIDOS
Según informó el gerente regional de Agricultura del Gobierno Regional de Arequipa (GRA), Mirko Avendaño, a través de la resolución directoral Nº225-2007-GRA/PR-DRAG-OAJ, los terrenos, consignados como secciones desde la H hasta la N, fueron revertidos a favor del Estado. Dijo que caducó el derecho de propiedad de Ampaca.
“Los directivos deben decir la verdad sobre los terrenos, que son de propiedad del Estado; las compraventas que están celebrando con terceros no tienen valor alguno”, aseveró.
Además, anunció que en cualquier momento serán desalojados conforme lo establece la ley.
En ese sentido, a través de la Resolución Ejecutiva Regional Nº851-2014-GRA/PR, se autorizó al procurador público a cargo de los asuntos judiciales del GRA para que proceda en contra de María Luz Gonzales Fernández y otros, a fin de recuperar la posesión y propiedad de los terrenos aledaños a la vía Arequipa – La Joya (ver documento adjunto).

Los socios de Ampaca continúan organizados y sostienen reuniones.

Los socios de Ampaca continúan organizados y sostienen reuniones.

SON PROPIETARIOS
Al consultarle el tema a la presidenta de Ampaca, María Luz Gonzales Fernández, dijo: “Son terrenos de nuestra propiedad, que fueron registrados en 1996”.
Reveló que son cerca de 900 socios y tienen 5,352 hectáreas que les fueron adjudicadas. Agregó que en el Alto y Bajo Cural están cultivando 2,900 hectáreas con varios productos. Arguyó que Sedapar les expropió 341 ha para hacer la planta de tratamiento La Escalerilla. Y otras 341 ha integran el proyecto agrario La Estrella.
La dirigente negó rotundamente que tenga denuncias del GRA por usurpación de terrenos. “No lo pueden hacer porque nosotros somos los dueños”, remarcó.
No obstante, aclaró que en medio de las secciones de su asociación hay terrenos del Estado que han sido invadidos. “Inclusive se han ocupado algunas partes de nuestro terreno. Por ello hemos realizado una denuncia penal por usurpación y se solicitó el desalojo contra los invasores”, arguyó.
RESPETAN INGRESOS
Sobre las quejas de los trabajadores de las canteras de sillar, dijo que no han cerrado los ingresos a sus zonas de trabajo. Por el contrario – aseguró – están coordinando con el alcalde de Uchumayo, Gílmar Luna, para que se respete la franja marginal de 50 metros para ingresar a las canteras. “Nuestros socios son personas mayores y no están para conflictos con dichas personas”, dijo.
NO HAY AGUA
De otro lado, Gonzales Fernández indicó que Ampaca no termina de concretarse por la falta de agua para la habilitación agrícola. Agregó que hubo problemas internos, ya que existió una directiva que se enquistó por 20 años en el cargo y tuvieron que seguir procesos judiciales para realizar una renovación de directivos.
LOS ANTECEDENTES
Sucede que en 1955 el Estado peruano adjudicó 5,352 hectáreas de terrenos a favor de la Ampaca con la finalidad que las pongan bajo riego, aprovechando las aguas pluviales del río Chili y las que hagan derivar del río Borracho y lagunas de Anantas. Posteriormente, en 1959, se aprobó el estudio presentado por Ampaca para la irrigación de 2,975 hectáreas en las tierras concebidas por la ley 12398, precisándose que de esa extensión, 2,640 ha serán irrigadas por el sistema de aspersión y las 335 ha. restantes por gravedad, usando aguas del río Chili y del reservorio El Fraile.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui