Luego del fallecimiento de Symasundara Moreire Ponce, el pasado 8 de octubre en Huancané, al momento ninguna institución se hace cargo del pago por concepto de reparación civil a los dos menores que ha dejado en la orfandad; peor aún, se desconoce la participación y responsabilidades de la empresa Turismo Sur Andino.

EXTRAÑO GIRO
La motocicleta que está en custodia de la PNP, pertenece al Serfor y al Ministerio de Agricultura, según consta en el inventario del año 2011-29028, pero según fuentes, este vehículo está asignado al programa Serfor, cuyos responsables están en Juliaca y solamente tienen bienes y vehículos en custodia en los almacenes de Huancané.
Pero según el parte policial, la motocicleta no cuenta con ningún tipo de documentación (tarjeta de propiedad, SOAT, revisión técnica); es más, ni siquiera tiene placa de rodaje, además que el piloto de la motocicleta (fallecido), durante el levantamiento de cadáver no tenía consigo sus documentos, ni la licencia de conducir; según el jefe de la Agencia Zonal Huancané, Duverli Machaca, “la persona fallecida no tiene ningún vínculo laboral con la entidad y desconoce por qué la motocicleta estuvo en manos del piloto fallecido”.

NADIE ES RESPONSABLE
Al ser consultado sobre el accidente y sobre la ubicación del vehículo, el jefe zonal afirmó que, “la motocicleta estaba estacionada afuera del campo ferial y no se sabe por qué el piloto se llevó la moto rumbo a Huancané”, haciendo presumir que se trató de un robo, pero esta versión no concuerda con los trabajadores del municipio y de la misma Agencia Zonal, que refieren que con motivo de la feria ganadera en Huancané, se contrató a muchas personas para apoyar. Pero al parecer los contratos fueron irregulares, pues no se hizo la convocatoria y según fuentes cercanas a la Agencia Agraria de Huancané, fueron contratados “a dedo” por el actual director.

Por esas consideraciones, el fallecido en documentos, no cuenta con ningún tipo de vínculo laboral con la Agencia y tampoco estaba autorizado para el manejo de vehículos institucionales.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral