San Francisco de Borja, conocido como “Tata Pancho”, derramó bendiciones a sus hijos que llegaron a sus pies, en el día central de la festividad, la misma que se inició con la solemne misa central de fiesta y procesión en homenaje a San Francisco de Borja, y el gran concurso de traje de luces que empezó a las 12:00 horas.

La festividad de la provincia fronteriza de Yunguyo, es considerada una de las mejores del sur de la región después de la Candelaria, ayer fueron 12 conjuntos, que ingresaron al concurso de traje de luces y uno en exhibición, cada quien con sus bloques de figuras y numerosos danzarines que bailaron a los pies de la imagen de Tata Pancho que estuvo frente al templo de la plaza de Armas.

Para esta festividad, como cada año, arribaron los residentes en otras ciudades para ser parte de la alegría de su patrono que acogió a propios y extraños. La sagrada imagen es muy milagrosa sobre todo para los foráneos que se encomiendan y les concede los pedidos.

Luego de concluir el concurso de traje de luces, cada conjunto se retiró a su local para continuar con la fiesta y alegría, bailando al ritmo de orquestas musicales de trayectoria nacional e internacional.
En tanto, el día de hoy continúa la festividad con el concurso de banda de músicos y la parada de veneración por las principales calles de la ciudad.

Yura

Edición digita