Día de miércoles

De los mismos creadores de las grandes trafas como: “La plata es de mi suegra y sus dos maridos“, “Robé pero hice obra”, “Soy inocente”, “Robé, pero creo en Dios”, “Los narcoindultos y el tío Alan”, “Nadine me ha dado luz verde”. Y bajo el auspicio de “A nadie le importa un poco de contrabando”, y los humos de “Por un ‘tronchito’ el mundo no se va a acabar”; llega, por fin, el  estreno del primer escándalo de este gobierno, denominado “Los Lobbies aúllan pronto”.

.

Protagonizado por la primera estrella de la corrupción del  nuevo gobierno: Carlos Moreno, con el coauspicio del SIS, la bendición del Arzobispado de Lima y del Sodalicio; y los actores de segunda: la ministra de Salud (que no sabe de qué se trata), el coro polifónico y de “ambiente” (porque tiene varias voces, sexos y pasados) de “Peruanos por el Kambio”.

.

Me imagino que de boletera está la ministra de Justicia; y en la platea nacional, seguro estarán aplaudiendo (no se sabe si por el escándalo, o porque han encontrado a colegas de la corrupción) la bancada de Fuerza Popular. Y como siempre, alejados de la función y del tema están el Ministerio Público y el Poder Judicial. Pero el resto de la población pasan de ser espectadores, a estafados redomados; y una vez más ven cómo sus esperanzas de un verdadero cambio, solamente “kambiaron” porque no me van a decir que en el resto del Perú no hay otros “Carlos Moreno”.

.

¿Cómo es posible que un sentenciado por negociación incompatible como Moreno llegue […] a estar al costado del Presidente de la República…?”

.

¿Acaso no están viendo a los “nuevos” funcionarios, que fuera de subir a la camioneta oficial asignada, no saben para qué están? Ahora, ¿cómo es posible que un sentenciado por negociación incompatible como Moreno llegue alegremente y sin tacha alguna a estar al costado del presidente de la República como su asesor? Con esa lógica, Montesinos le salía más a cuenta, ¿verdad?

.

Es realmente penoso que la primera explicación que diera el jefe de Estado era de que Moreno “tenía mucho trabajo y por eso se alejaba”, y que por eso “le aceptaban la renuncia dándole gracias por los servicios prestados”. Es decir que nadie lo botó; él renunció. ¿Dónde cae entonces el supuesto asco que produce este individuo en el establo de PPK? Si técnicamente salió por la puerta grande. Además ¿Uds. creen que él actuaba solo? Y si es que por algún azar del destino toca el caso a un fiscal despierto y no remolón (como normalmente vemos), el primero que desfilará será el propio PPK, porque no en vano era su asesor presidencial en temas de salud. Y con esa lógica nos preguntamos: ¿cuántos “Morenos” habrá como asesores “ad-honorem” en otros temas como banca, finanzas, seguridad, narcotráfico, infraestructura?

.

Además recuerden que si a PPK algo le endilgaron, era que era un típico “lobista”. Entonces la ecuación cuadra perfectamente; y es que en la política no hay “coincidencias” sino complicidades.  Lampedusa explicaba la paradoja de “que todo cambie, para que todo siga igual.” Tal vez por eso prometieron cambiar hasta la forma de actuar de la primera dama, para terminar peor que con Nadine Heredia. ¡Hasta con presupuesto propio!

Edición digita

Canal Universal