Tapay. La pareja de ancianos Erasmo Llamoca y Emilia Llica, que viven a su suerte en la huerta de Pukio, distrito de Tapay, perdieron los ahorros de su vida a manos de un embaucador.

.

La desgracia de la pareja -que no recibe Pensión 65 a pesar de su humilde condición- se inició a fines de los ochenta, cuando aún podían valerse por sus propios medios, viajaban hasta el distrito de Huancarqui (Castilla). De allí transportaban aguardiente hasta Tapay y era un próspero negocio. Juntaron un millón de intis y como la moneda se devaluó, se quedaron en la calle.

.

Hace un año, llegó hasta su estancia un comprador de cochinilla al que lo conocieron como “Wally”. Tras ganarse su confianza, en uno de sus viajes les pidió prestado mil soles que habían ahorrado con tanto esfuerzo. Temerosos que el dinero se devalúe, le dieron el efectivo y “Wally” nunca más regresó. Con lágrimas en los ojos, piden que el timador se apiade de ellos, porque eran los ahorros para su vejez que ya llegó.

 

.

Yura

Edición digita