Agencias. Las calles de Argentina siguen atravesadas por el dolor. Y así se reflejó durante las dos marchas que se hicieron el sábado, en Mar de Plata. Miles de personas con carteles de pedido de justicia acompañaron a la familia de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que fue drogada, violada y asesinada por empalamiento.

.

“De un día para el otro se me cayó el mundo”, manifestó Matías Pérez, su hermano, quien también encabezó la movilización. Para su papá, Guillermo, las penas “tienen que ser más largas” y los asesinos “no pueden salir de la cárcel”. “Esto tiene que ser una bisagra”, afirmó.

.

Por el crimen de Lucía hay tres detenidos: Juan Offidani, Matías Farías y Alejandro Maciel. Este último, un hombre de 61 años, estaba durmiendo en un hotel de Santa Clara del Mar cuando lo encontró la policía.

.

Maciel está acusado de “encubrimiento agravado”. Para los investigadores, por su amistad con Offidani, habría colaborado para preparar el cuerpo de Lucía antes de llevarlo a la sala de Playa Serena, donde trataron de hacer pasar su muerte por una sobredosis.

.

Acompañado por los insultos de los vecinos a la DDI, se negó a declarar pero en cambio sí aceptó someterse a todo tipo de pericias y accedió a la extracción de sangre.

.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral