¿Las instituciones encargadas para defender la legalidad en el sector Educación, como la Unidad de Gestión Educativa Local de San Román y la Procuraduría Pública del Gobierno Regional qué función están cumpliendo? Sin Fronteras tuvo acceso a la denuncia penal que interpuso en el año 2012 la UGEL San Román, a través de su director Jesús Pilco Mamani, contra el subdirector del Centro de Educación Básica Alternativa (CEBA) Perú Birf, Pompeyo Luis Vilca Layme, y los que resulten responsables por los delitos de falsificación de documento público y falsedad ideológica ante la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de San Román – Juliaca, a cargo del fiscal Luis Rodolfo Añamuro Machicao (quien en la actualidad se encuentra en la cárcel con prisión preventiva por agresión física) quien finalmente declaró complejo el caso.

ANTECEDENTES
En el documento de la denuncia indica que el entonces subdirector, en el ejercicio de sus funciones causó agravio al Estado y a los docentes de dicha institución sin respetar las normas que regulan el procedimiento de elaboración de actas, pruebas de ubicación y la expedición de certificados de estudios en los CEBA.

CASOS INDIGNANTES
¡El colmo! Para no creerlo con tan solo asumir dicho cargo por unos meses, Vilca Layme habría expedido certificados de estudios (falsos); por ejemplo, al estudiante David Antezana Barragán, quien en un solo año habría cursado cuatro grados, de lo cual hay pruebas fehacientes y allí solo habían 6 estudiantes aprobados según actas del 2006, pero de manera extemporánea en el acta consolidada de evaluación del año 2011 aparecen 10 estudiantes aprobados.

FIRMAS FALSAS – PERITAJE
En el actuar del entonces directivo de la mencionada entidad, también aparecen firmas posiblemente falsificadas de docentes en las actas que son totalmente diferentes, ello significa que se incurrió en ese hecho para beneficiar a un determinado estudiante.

Asimismo, en el año 2015, a la Fiscalía se le cursa un informe grafotécnico que concluye en que las firmas suscritas a nombre de Mario Vásquez Molina, Juana Salas Ticona y Dionicio Huanca Pampa que aparecen en el reverso de un acta consolidada de evaluación del CEBA Perú Birf no provienen del puño gráfico de sus titulares, por lo que se trata de firmas falsificadas.

INACCIÓN DE LA FISCALÍA
Existiendo indicios de graves anomalías, al parecer la Fiscalía no realizó una investigación profunda sobre el caso, a pesar que a través de un oficio la UGEL San Román se dirige ante el entonces fiscal Rodolfo Añamuro remitiéndole el expediente N° 21001-2013 y copias fedateadas de certificados de estudios presuntamente falsos otorgados por el profesor Pompeyo Luis Vilca Layme donde se advierte presuntas irregularidades con carácter ilícito penal.
Según transcendió, este documento no habría sido tomado en cuenta a plenitud, debido a que el caso se declaró complejo por el Ministerio Público; además en la acusación no se consignaron todas las anomalías presentadas pese a las pruebas.

DESINTERÉS DE LA PROCURADURÍA
Este escandaloso caso que ocurrió en el CEBA Perú Birf, se puso en conocimiento de la Procuraduría del Gobierno Regional de Puno, que al parecer poco o nada le interesa ya que a la fecha no asume la defensa, algunos de sus representantes solo fueron a escuchar la acusación mas no formaron parte del proceso.

SANCIONES AL SUBDIRECTOR
Cabe indicar que la UGEL San Román en fecha 13 de diciembre del 2006, mediante la Resolución Directoral N° 1830 resolvió sancionar con cese temporal de dos meses sin goce de remuneraciones, al mencionado docente por cometer faltas administrativas de incumplimiento de funciones establecidas. Además se le impuso una sanción por abuso de autoridad.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui