Puno. La presencia de gran número de jóvenes libando alcohol en el parque José Carlos Mariátegui, conocido como el “parque rojo”, es un acto que tiene preocupados a los docentes de las instituciones públicas que rodean este área recreacional, puesto que frecuentan los estudiantes.
El director de la Escuela Superior de Formación Artística Pública (Esfap) de Puno, José Calisaya Mamani, confirmó este hecho y reafirmó su preocupación debido a que los sujetos (alcohólicos) realizan pintas obscenas en los muros hasta incluso, grafican mensajes fuertes (groserías). Debido a ello cada quince día, o semanalmente, tienen que repintar las paredes.
Además de ese problema, algunos puntos del espacio verde fueron convertidos en urinarios al aire libre.
“El parque Mariátegui, es tomado como la ruta final de cada parada, en consecuencia, luego de ello, del lugar emanan fuertes olores… la municipalidad tiene que poner énfasis con respecto a la higiene y salubridad”, dijo.
El tema de inseguridad ciudadana, se vio descuidado por la comuna local, pese a la presencia de estudiantes en los parques Mariátegui y La Cultura (Las Aguas), no disponen ningún personal del Serenazgo ni Policía para el resguardo de la seguridad.
El responsable de dicha institución pública recordó que, en el 2015, remitieron un memorial solicitando la presencia de un personal de seguridad, sin embargo hasta la fecha la oficina encargada no respondió a la documentación.
“Un tiempo atrás, contábamos con la presencia de algún efectivo, pero estos último meses se ha descuidado este tema”, dijo.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral