Día de miércoles

Ese era el título de una película sobre el escándalo “Watergate” (el espionaje al local del Partido Demócrata, ordenado y cubierto a como dé lugar por el Presidente Republicano Richard Nixon, que le costó luego su destitución)  Y obviamente la ha visto  varias veces PPK, entiendo más en “Gringolandia” que en el Perú; pero lo que no me explico es:

.

¿Cómo es que se puede ser tan ingenuo, para rodearse de personajes cuestionados que anduvieron por varias tiendas políticas, antes de llegar a él? Parece que fueron recomendados por gente que lo odia, porque todos juntos son mejores que una cáscara de plátano en una pista aceitosa: Lo peor, ¿Qué de técnico puede tener el imberbe de Labán, para saltar (¿o asaltar?) de una silvestre asesoría de la Municipalidad de Ancón, a la asesoría de la Presidencia de la República? ¿O el sinuoso –ex toledista- Villacorta, que no tiene formación profesional, pero muchos cuestionamientos? ¿Y los “violeteros”, o me van a decir que los cobros secretos no son ciertos?

.

Es patética la explicación que se da. Gilbert Violeta, al parecer no solo tiene los ojos bien grandes, sino también manos y uñas.

.

Si al puneño Beltrán Hancco lo sacaron de la lista congresal -a decir de Villacorta- por tener denuncias ¿Por qué entonces  mantuvieron a un sentenciado como a “Carlitos” Moreno, bien cerquita al Presidente? Es patética la explicación que se da. Gilbert Violeta, al parecer no solo tiene los ojos bien grandes, sino también manos y uñas. De lo contrario, a ver díganme ¿Cuál es su ejecutoria política? ¿Refleja acaso una cultura ecuménica, solidez doctrinaria, o mínimamente oratoria castelariana?

.

Es otro político típico de la generación “pokemon”. Y esa es la desgracia de la clase política nacional: Llena de advenedizos sin formación intelectual, o de rastacueros que visitaron todas las “casas de citas” (en que se convierten los locales partidarios, apenas se llega al poder), y que llegan una vez más, con las mismas mañas, haciendo lo mismo de siempre; pero ganando más.

.

Por gusto están sus “cartitas notariales”, o sus explicaciones; la verdad real la sabemos todos, su verdad legal servirá seguramente para mandar al archivo la inminente investigación fiscal. Como la “generación pókemon” odia leer y detesta la historia, alguien debería decirles que los romanos decían “la mujer del César no solo debe ser honrada; sino parecerlo”. Y los asesores, deben serlo, parecerlo, practicarlo y demostrarlo ¿O no? Ahora, la falta de reflejos en PPK es clamorosa.

.

La falta de liderazgo político es peor. Al parecer no tiene militantes, ni partido; porque no hay otras voces más que de los referidos, y que se meten cuchillo, hasta con la propia Ministra de Justicia; y  ni siquiera salieron sus vice-presidentes a deslindar – o a acusar-. Y a nivel nacional, no hay nadie que salga a la palestra; eso demuestra que siempre fueron una argamasa de ambiciones y tremendos intereses personales; y si así son los dos primeros meses, ¿qué pasará al año de gobierno? Dicen por ahí que, en esta vil fogata política (donde se fríen hasta las conciencias), los fujimoristas –viejos y solícitos “anticucheros”- son los más entusiastas, porque los “ppkausas” no requieren que alguien les tire gasolina, solitos se atizan.

.

Yura

Edición digita

Canal Universal