5a

Puno. El gerente general de EMSA Puno, Jhonny Edgar Chata Chicane, aseguró que de los 20 metros cúbicos de agua potable que se produce al mes, solo se llega a facturar el 55% a causa de las conexiones clandestinas, fuga por tuberías viejas y desperdicio de este líquido por parte de la población.
El 45% de agua que no se logra facturar implica una pérdida mensual de casi medio millón de soles a la empresa de saneamiento básico, apuntó.
Para citar solo un ejemplo del perjuicio económico que se genera, Chata Chicane sostiene que debido a que en la zona norte de la ciudad se cuenta solo con dos reservorios y que por ello se requiere impulsar agua directamente, los usuarios del sector Huaje aprovechan y desperdician este líquido vital. “Eso ya está comprobado y por ello hemos hecho las notificaciones correspondientes a estos vecinos… lamentablemente esa agua que se produce no se llega a facturar”, dijo.
El funcionario de EMSA Puno, igualmente, indicó que de los 37 mil usuarios que registra la empresa en su base de datos, solo 33 mil pagan, el resto (5 mil), a quienes anteriormente se les cortó el servicio de agua potable por distintos motivos, optaron por realizar conexiones clandestinas.
PROYECTO
A fin de evitar pérdidas económicas y contar con el servicio de agua potable por más horas, Chata Chicane, prevé que el 2018 se iniciará la ejecución de un proyecto que renovará totalmente
el sistema de redes de distribución.
Este proyecto que se encuentra en perfil, superará los S/ 500 millones.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui