Las diferencias e incongruencias detectadas en los bienes muebles e inmuebles deben ser aclaradas por los congresistas elegidos por Arequipa.

Cercado. Los 6 parlamentarios elegidos por Arequipa deben ser más transparentes sobre sus bienes e ingresos.
Es que la información que presentaron en sus hojas de vida ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cuando eran candidatos, difiere significativamente del contenido de las declaraciones juradas que entregaron a la Contraloría, cuando ya asumieron el cargo.

.

El jefe de la Oficina Descentralizada del JNE en Arequipa, Roberto Vega Vega, señaló que por las evidentes diferencias, el procurador de dicha entidad puede intervenir ante un presunto delito de falsedad genérica.
“Deberá actuar conforme a sus atribuciones respecto a estas contradicciones en las declaraciones”, puntualizó Vega Vega.

.

OMITIERON BIENES

.

Cuando Horacio Zeballos Patrón era candidato, declaró en su hoja de vida para el JNE que no tenía bienes inmuebles ni muebles, ni como declarante individual ni en sociedad de gananciales. Todos los candidatos presentaron esa declaración el 10 de febrero del 2016.

.

Pero en la información presentada a la Contraloría, al inicio de su gestión como parlamentario en agosto último (7 meses después de entregar la hoja de vida), declaró tener bienes por S/ 18,496, más otros bienes por S/ 187,672.

.

.

Contraloría de la República debe verificar patrimonios declarados.

Contraloría de la República debe verificar patrimonios declarados.

 

.

MENOS PATRIMONIO

.

El candidato Miguel Román Valdivia informó al JNE que tenía un lote en Cayma valorizado en S/ 80 mil, además de dos vehículos, una camioneta Kia Sorento del 2014 valorizada en S/ 102 mil junto con una camioneta Toyota Hilux del año 1990, valorizada en S/ 9 mil. La suma de estos bienes llega a S/ 191 mil.
Pero como congresista, Miguel Román le reportó a la Contraloría que sus bienes suman S/ 177 mil.

.

¿Por qué tiene menos patrimonio? Nótese que Román valoriza su camioneta Kia del 2014 en S/ 102 mil, equivalente a 30 mil dólares, precio excesivamente mayor a ese mismo vehículo recién salido de fábrica durante este año.

.

MÁS PATRIMONIO

.

El reelecto parlamentario Justiniano Apaza Ordóñez declaró en su hoja de vida para el JNE que como único bien tenía un viejo automóvil del año 1996, marca Ford, que le puso el valor de 3,500 soles.
Mientras que a la Contraloría le informó en su declaración jurada que apenas tenía bienes estimados en S/ 15 mil. ¿Es posible creer que un dirigente camionero que trabajó toda su vida no tenga más patrimonio?

.

MONTOS NO COINCIDEN

Las declaraciones de Alejandra Aramayo también contienen contradicciones. Al JNE le informó que solo tenía un inmueble valuado en S/ 1 millón 462,500. Pero en la declaración jurada para la Contraloría solo reportó que tiene bienes por S/ 161,694. Recién en una anotación posterior que lleva nombre “otra información que considere el obligado”, Aramayo precisa que su predio declarado está valorizado en S/ 1 millón 462,500.

.

Por su parte, Ana María Choquehuanca declaró al JNE que tenía 2 inmuebles por S/ 107,063, y 2 vehículos por S/ 78 mil. Los 4 bienes suman S/ 185,063. Y a la Contraloría reportó bienes por S/ 424,388. Más del doble de lo que poseía 7 meses atrás.

.

Finalmente, Sergio Dávila dijo al JNE que tenía 5 chacras, 1 camión, 3 camionetas y una moto, todo valorizado en S/ 1 millón 651 mil. Pero a la Contraloría le declaró bienes por no más de S/ 1 millón 130 mil. ¿Qué pasó?

.
Es posible que los 6 congresistas hayan transferido sus bienes o adquirido otros, pero deben aclarar estas evidentes contradicciones, incluso con la presentación de sus declaraciones de renta entregadas a la SUNAT.

.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui