12994355_1086603824716334_2158439229170307307_n

Juliaca. Los días se acortan tras la tercera tregua otorgada por los pobladores de Chilla (20 de noviembre), para seguir depositando los residuos sólidos de Juliaca en esa zona; sin embargo, el municipio de San Román no muestra resultados de los compromiso asumidos, dentro de ellos el proyecto de agua potable para 8 urbanizaciones de esta zona que actualmente se encuentra paralizado.
Claudio García Choqueluque, presidente de la Urbanización Bella Copacabana del sector Chilla, con mucha impotencia afirmó que nuevamente están siendo burlados por la autoridad provincial, Oswaldo Marín Quiro, toda vez que esta obra ya ha debido de ser entregada el 30 de agosto, pero a la fecha recién tiene un 40 % de avance físico.
Dijo que el municipio de San Román argumenta el retraso de la obra es por la ampliación que han solicitado los vecinos, pero no justifica que a la fecha siga paralizada, dado que ellos se habrían comprometido en asumir con el presupuesto que excede en el gasto de inversión pública del Ministerio de Economía y Finanzas, producto de la ampliación.
APLAZAN FECHA
El dirigente presume que la fecha de inicio de obra de la ampliación lo están aplazando que debió iniciarse en octubre, con el cuento de hacer coincidir la fecha de la tregua (30 de noviembre), para luego pedir otra ampliación que esta vez ya no aceptarán.
COMPROMISOS
Además, puso de conocimiento que los otros compromisos asumidos por la autoridad provincial algunos se han cumplido a medias, entre ellos las habilitaciones urbanas en las urbanizaciones afectadas de esta zona, fumigación constante de los domicilios, atención médica, proyecto de cierre del botadero y la instalación de las celdas de emergencia en un corto plazo.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui