4a

pUN”Hay que utilizar la astucia no para ser corruptos sino para hacer el bien a quienes servimos, ellos nos han colocado en los cargos que estamos ahora… recuerden que nosotros estamos para servir y no para ser servidos”, reflexionó Javier Elí Quispe Condori, sacerdote que ofició la misa tedeum por el 348° aniversario de la ciudad de Puno.
El religioso dirigiéndose a las autoridades presentes dijo que en las instituciones públicas, por ejemplo, para la compra de materiales para determinada obra usualmente ‘inflan’ los costos para beneficio personal. “Si el cemento cuesta 21 soles lo ponen a 24 soles, si la varilla de fierro cuesta 18 soles le ponemos 20 soles, y como vamos a utilizar millares, nos ahorraremos millones”, dijo.
Lamentó que esta sagacidad y creatividad de los funcionarios, que hacen maravillas para hacer encajar costos, no son utilizadas para un fin positivo. “A veces se inaugura una obra en una comunidad con una inversión de 150 mil o 200 mil soles, yo, con ese dinero construiría 4 o 5 similares…”, anotó.
Dicha meditación la realizó en base al evangelio San Lucas, capítulo 16, versículo 1 al 8, en donde se hace alución a que Jesús le pide a su administrador que le rinda cuentas respecto a los bienes que están en sus manos, y como el manejo no es positivo hace una serie de malabares para no tener problemas con su ‘amo’.
El sacerdote también hace mención de un pasaje de la biblia que se relaciona al pastor y sus ovejas. Explicó que los problemas territoriales que afronta la región altiplánica son porque las autoridades no conocen las necesidades de las poblaciones fronterizas.
“El pastor no conoce a sus ovejas ni las ovejas la voz de su pastor”, añadió.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui