Agencias. Los estadounidenses empezaron a votar este martes para convertir a la demócrata Hillary Clinton en la primera presidenta del país o darle al magnate Donald Trump las llaves de la Casa Blanca, en unas elecciones que tienen en vilo al mundo.

.

Los electores en un puñado de estados principalmente en la costa este depositaron los primeros votos de unos comicios que tienen al mundo expectante, tras una larga campaña de una amargura sin precedentes.

.

El pueblo de Dixville Notch tiene 12 habitantes, y solo 7 de ellos están en condiciones de votar, por lo que el recuento de votos fue más que veloz: Hillary Clinton se impuso al magnate Donald Trump.

.

Los votantes se reunieron en el hotel The Balsams para sufragar, y el resultado fue contundente. Clinton obtuvo cuatro votos, Trump se hizo con dos y el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson, uno.

.

Otro pueblo que ya votó es Millsfield, en New Hampshire, donde el millonario le ganó a su competidora por 16 a 4, mientras que en Hart’s Location, la demócrata ganó por 17 a 14.

.

.

El nombre del ganador no debería saberse a las 20.00 horas del martes. Aunque Clinton mantiene aun una ventaja de 3,2 puntos en los sondeos (promedio de RealClearPolitics) y es la favorita en las apuestas, la victoria podría estar al alcance de la mano para Trump.

.

La candidata demócrata de 69 años y el magnate inmobiliario de 70 hicieron campaña hasta entrada la madrugada del miércoles, ofreciendo visiones radicalmente opuestas sobre el futuro de la primera potencia mundial al cierre de una frenética jornada final para cortejar a los electores.

.

Respaldada por las estrellas Bruce Springsteen y Bon Jovi, y por el presidente Barack Obama y la primera dama Michelle, Clinton dijo a una multitud de más de 30.000 personas en Filadelfia que “enfrentamos la prueba de nuestras vidas” en esta elección.

.

Trump cerró su campaña sin estrellas, de las que dijo, no le hacían falta, y presentándose principalmente con sus cuatro hijos adultos y su compañero de fórmula Mike Pence en su penúltimo mitin.

.

Crítico de la élite política promete “drenar el pantano” de Washington. Se asume como la voz de los olvidados, a quienes afirma que va a “devolver la grandeza a Estados Unidos”.

.

“Estoy con ustedes y lucharé por ustedes y ganaremos”, afirmó.

.

– Número mágico: 270 – Después de 693 días –23 meses– de drama, insultos, escándalos y más escándalos, la campaña dejó a una población exhausta. Un 82% de los estadounidenses se declararon asqueados en un sondeo reciente.

 

 

.

Vía AFP

.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui