foto-principal

Puno. El traslado de los 265 presos del penal La Capilla al penitenciario Puno ex Yanamayo, ha enfurecido e indignado a la población del centro poblado de Alto Puno.
Así lo manifestó el alcalde de la jurisdicción, Guillermo Escalante Barraza, quien además no dudó en asegurar que los alrededores de este centro de reclusión, se ha convertido en un nido de delincuentes.
El burgomaestre algo incómodo por ese traslado, indicó haber convocó a una reunión para tocar principalmente este tema el domingo 13, a las 14:00 horas en las instalaciones de la Municipalidad de Alto Puno.
“Rechazamos la reubicación de más presos de alta peligrosidad, en esa reunión abordaremos qué medidas tomaremos contra esta institución, puesto que los responsables hacen lo que quieren, sin tener en cuenta que está ubicado en la urbe del centro poblado”, advirtió.
Además, exhortó a la institución correspondiente, iniciar las investigaciones contra los exfuncionarios y autoridades que aprobaron bajo irregularidades la ampliación del penal.
También piden el cumplimiento de los compromisos que es la construcción de la comisaría del Alto Puno. Cabe indicar que el penal de La Capilla fue construido para presos de alta peligrosidad, mientras que la cárcel ex Yanamayo es considerada para reclusos con delitos comunes.

Edición digita

Anuncia aqui
Via Whatsaap