8-a

Puno. Después de que Moquegua le negara al valle del Tambo más de 8 millones de metros cúbicos (MMC) de agua, y Arequipa amenazara con denunciarlos, la región Puno queda nuevamente relegada de un conflicto en el que se consideran afluentes híbricos provenientes de las alturas del altiplano.
La última semana los representantes del Proyecto Especial Regional Pasto Grande, decidieron no soltar ni una gota de agua, de los más de 8 millones que le correspondería al valle del Tambo.
Según argumentan, de una capacidad de 200 MMC. la represa de Pasto Grande solo cuenta con 55,15 MMC, debido al déficit hídrico registrado por el Senamhi, por lo que sus autoridades habrían negado en cumplir su compromiso y compartir el agua con los productores de Tambo.
CULPAN A VIZCARRA
Por otro lado, el representante de la Junta de Usuarios de Tambo, Jesús Cornejo, esta repentina decisión sería producto de la “mano negra” de Martín Vizcarra, en beneficio de las mineras.
PUNO SE DEFIENDE
Por su parte, el representante de la Federación Departamental de Campesinos, Julián Paucar, y el presidente de la Comisión de Usuarios de Agua de la Cabecera del Río Blanco, Honorio Checalla Muñuico, esta situación alerta un posible conflicto por el agua, en el que también se involucra a la región Puno, ya que consideran que su intención de Moquegua es la de negarle agua a Arequipa, para que esta región busque los recursos hídricos del altiplano.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui