img_2225

Puno. Un varón de aproximadamente 45 años, que trabajaría como agente de seguridad, fue hallado muerto ayer en la tarde entre los totorales a orillas del lago Titicaca, cerca del muelle Puno.
El hallazgo lo habrían hecho algunos vecinos de la zona quienes al ver lo que parecía un cadáver, comunicaron a la policía que se encontraba patrullando por el sector. Los efectivos de la móvil 10 de Radio Patrulla acudieron a la avenida Costanera, cerca al cruce con el jirón El Puerto. Los agentes del orden ingresaron a los totorales y al recorrer cerca de 15 metros se toparon con el cuerpo. Los uniformados le tomaron los signos vitales y constataron su muerte.
El fiscal de turno Sócrates y los detectives de la Sección Delitos llegaron y procedieron con las diligencias. El representante del Ministerio Público indicó que el cadáver no presenta lesiones y que está como NN. Los peritos le quitaron la ropa y descubrieron que dentro tenía puesto el uniforme de una empresa de seguridad y que en un bolsillo se le halló dentro de una bolsa plástica una fotografía donde aparece el agente de seguridad uniformado junto a una imagen santificada.
Los policías hicieron el levantamiento del cadáver al patrullero y lo trasladaron a la morgue de Puno. El olor que desprendía era fuerte, por lo que se presume que tiene más de dos días de muerto.
La policía no descarta que el varón pudo ser victimado ya que presentaría sangrado en la boca y otras zonas del cuerpo. Sin embargo, para otros el varón tras haber ingerido posiblemente bebidas alcohólicas, pudo quedarse dormido entre los totorales.
Los transeúntes y algunos vecinos pidieron a las autoridades que clausuren las discotecas que funcionan en la avenida Costanera, ya que posiblemente el varón pudo salir de uno de estos locales.
Las autoridades pidieron que los familiares se apersonen a la morgue del hospital para reconocerlo.

Edición digita

Anuncia aqui
Via Whatsaap