fotoo

Puno. La construcción del tramo carretero Lampa – Cabanilla – Cabanillas, ha quedado en vilo tras anomalías en el proceso de licitación. Una de las empresas postoras impugnó ante el tribunal del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce) y su fallo lo emite la siguiente semana.
El martes, los pobladores y autoridades de la provincia de Lampa, sitiaron la sede del Gobierno Regional de Puno (GRP) exigiendo su inmediata ejecución. Ha trascendido que el gobernador regional Juan Luque anularía dicha licitación para ejecutarla vía administración directa.
Sin Fronteras hizo un somero análisis sobre el procedimiento en cuestión, encontrando que existirían serias irregularidades desde las etapas previas hasta la calificación de las propuestas. Además, en la última audiencia en el Tribunal del Osce (Martes) se puso en evidencia que el representante de la entidad, en vez de defender los intereses del GRP se habría dedicado a hacerlo por la empresa impugnada ¿qué intereses se defienden?
El alcalde de Cabanilla, Sergio Quispe Quispe, quien participó en dicha audiencia, dijo que atestiguó cómo Jefferson Jesús Sarco Morán, justificaba las faltas que habría incurrido el Consorcio Regional Puno. “Me llamó la atención el señor Yefferson Sarco, más parecía defensor del Consorcio Regional (Puno); a nosotros no nos permitía ni hablar, pero él coordinaba con la representante de ese consorcio, se llama Fany Pérez. Yo supongo que el Gobierno Regional debe defender su posición, no fue así”, criticó.
El burgomaestre sostuvo que la parcialidad de Sarco a la empresa era tal, que uno de los miembros del tribunal le llamó la atención. “Todavía le dijeron ¡¿usted a quién defiende, a la región o al consorcio?! Desconozco qué haya ido a defender, pero no al gobierno regional, hay oscuros intereses que perjudican al pueblo. Por culpa de manejos una empresa impugnó. Ojalá que pronto se resuelva para que cualquier empresa inicie esta obra anhelada”, enfatizó.
IRREGULARIDADES
Cabe mencionar que el 23 de noviembre se entregó la buena pro al Consorcio Regional Puno, conformado por constructora Alam SAC, Inversiones de Servicios Generales Torre SAC y Dering S.A.S (Colombiana). El Consorcio Cabanilla “B”, conformado por Upaca S.A. y SIPA Contratistas SCRL, impugnó por indebida calificación.
Y es que el numeral 7.5.2 inciso 1, de la Directiva 002-2016-OSCE/CD precisa el porcentaje de obligaciones declarado en la promesa de consorcio por cada integrante. Consorcio Regional Puno presenta: Constructora Alam SAC, 1%; Inversiones de Servicios Generales Torre SAC, 51%; y Dering S.A.S, 48%.
La oferta de este Consorcio no debió ser admitida por el Comité de Evaluación, al no cumplir con la norma.
Asimismo, en la acreditación de experiencia del Residente de Obra aparece la Carretera Andahuaylas – Abancay Tramo: Desvío Kishuara, la misma que fue ejecutada por Consorcio vial Kishuara. Es decir dicho ingeniero fue subcontratado y no debió contar como experiencia, además que no alcanza a los cuatro años que exigen las bases.
Se vulneró el numeral 3.2 inciso B, literal B.1, sobre la acreditación del equipo mínimo. No existe en la oferta del Consorcio Regional Puno, copias de las tarjetas de propiedad u otro documento que demuestre la propiedad o alquiler de los equipos, solo una declaración jurada, lo cual no es lo que se solicita en las bases.
RESPONSABLES
Esta dilación que ha frenado la ejecución de la mencionada obra se debe en parte a los errores cometidos en su momento por los miembros del comité de adjudicaciones del GRP presidido por Williams Mamani Churata, y los miembros Juan Carlos Mendoza y Leonardo Apaza Pacoricona. Lo que resulta curioso es el 23 de setiembre, día en que otorgaron la buena pro al Consorcio Regional Puno, los lentes de Sin Fronteras captaron a Yefferson Jesús Sarco Morán, cual si fuera miembro titular del comité ¿solo hacía las veces de secretario o conducía la licitación?.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui