foton

Tras largo tiempo de ser un secreto a voces, el general Róger Tello Ramírez, jefe de la Región Policial de Puno, hizo referencia a informes de inteligencia que sugieren que organizaciones criminales de narcotráfico y contrabando introducen a jóvenes al cuerpo policial contaminando a su institución.
En el mismo sentido, el coronel Marco Antonio Miranda Revollar, jefe de inspectoría de esta institución, admitió la presencia de estos elementos.
Contrario a la creencia de que los efectivos foráneos son los que corrompen a los elementos locales, aclaró que la gran mayoría de los policías involucrados en delitos y escándalos son de origen puneño y caen antes de cumplir los 3 años de servicio.
Además, aunque los ingresantes a la policía no entren con malas intenciones, su mentalidad y formación son muy fáciles de corromper, explica el inspector.
Como se recuerda, la presencia de organizaciones criminales de narcotráfico, minería ilegal y contrabando bullen en nuestra región, y penetran en el ámbito político fiscal y policial. Los resultados apenas se ven…
LA ESCUELA
Las autoridades policiales no admiten que haya irregularidades en el ingreso de oficiales. Se apoyan en que el examen de ingreso
FORMACIÓN DE CASA
El general proporciona cifras aproximadas: hay 33 policías en la cárcel, en Puno y hay al menos 230 resoluciones de baja (casi todas apeladas).
Son cifras grandes y la causa principal, indica, es la mala formación en el hogar. “Todos los días hay quejas”, sintetiza
El caso de la policía femenina, según el inspector, fue “fatal” porque se tenía la esperanza de que ellas resultaran menos corruptibles.
SABOR A IMPUNIDAD
La inspectoría estima que el 95 % de efectivos sancionados apelan el pase al retiro en primera instancia por la inspectoría.
Su caso se traslada a la sede de disciplina en la capital y, mientras se define su caso, no son pasados al retiro efecitivamente (aunque son movidos de unidad) pues se estaría violando su derecho al debido proceso.
El gran problema es que hay casos que desde el 2014 no se solucionan y mientras se toma la decisión, varios policías que deberían estar fuera, siguen en el cuerpo policial.
“Por ejemplo, hay un policía que tiene dos resoluciones de baja pero apeló a las dos y sigue en actividad”, lamenta el inspector.
DESARRAIGO
De momento, la única alternativa en el corto plazo, indica el general, es el traslado de los efectivos puneños a otras partes del país.
En general Urrestri lo hizo, sin embargo, el traslado de efectivos resulta demasiado costoso. A nivel local, a los efectivos observados se les traslada a unidades o divisiones donde se alejen de su entorno original.
PROMESA
El jefe policial prometió que en lo inmediato habrán más intervenciones y hasta adelanto la realización de escuchas telefónicas a malos efectivos”, tenemos que limpiar la policía”, dice.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui