Corire. El deseo de visitar a su madre enferma le pudo costar la vida. Flora Tinta Huamaní (38), natural de la provincia de Moho (Puno), denunció que fue cruelmente golpeada por los sobrinos de su conviviente, Elías Apaza Coila, conocido en el valle de Majes como “Chino”.

.

Según Tinta, le propinaron puntapiés y puñetes en el abdomen, brazos y manos, e incluso la violentaron de los cabellos y la arrojaron al suelo; sin mediar su estado de gestación de siete meses.

Estos hechos violentos ocurrieron la tarde del pasado 20 de octubre, en el interior del domicilio de su cónyuge, ubicado en la urbanización Las Acacias, del distrito de Corire (Castilla).

Quería viajar a Moho

La urgencia de la víctima por viajar a su natal Moho, para atender a su madre enferma, le obligó a pedir a su pareja 200 soles. Ella entregó al varón 8 mil soles, tras la venta de palos de eucalipto, que lograron talar en su chacra de Moho.

El reclamo constante de la mujer provocó la ira de el “Chino”, situación que alarmó a sus familiares, quienes al percatarse de la discusión, habrían agredido físicamente a Flora Tinta en presencia de su hijo.

“Ingresaron sus sobrinos a la habitación. Me golpearon Nilson, Franklin, Nelly y Soledad. Después de la agresión, quedé totalmente mal de salud, con náuseas y mareos”, relató sollozando.

Narró que tras lograr escapar del domicilio, llegó hasta su tierra natal con ayuda de transportistas. Luego de 4 días, su estado de salud se complicó en Juliaca y en plena vía pública abortó un feto de 7 meses. Los médicos le diagnosticaron traumatismo directo en el abdomen.

Recorre las calles

Flora Tinta regresó al valle de Majes con el propósito de recuperar a su hijo, que, según dijo, fue secuestrado por su cónyuge tras el desliz. Tras recibir la ayuda de personas benefactoras de Corire, logró enviarlo con su abuela a Moho.

Hoy sigue pidiendo apoyo económico a los vecinos para restablecer su salud, mientras solicita justicia por la supuesta violencia física recibida.

Edición digita

Anuncia aqui
Via Whatsaap